Inicio / Suplementos / Sociedad, Ciencia y Tecnología / Ciencia y Salud / Cómo diferenciar una sonrisa falsa de una sonrisa auténtica

Cómo diferenciar una sonrisa falsa de una sonrisa auténtica

La sonrisa juega un papel de gran importancia en la vida personal, social y política. Yo diría que en comunicación política es clave. Por presencia o por ausencia. O a veces por fingida. Ya sabes: hay gente auténtica que te sonríe de verdad.

Que se alegra de verte, que siente agrado por lo que has dicho, que te aprecia, que te quiere, que se divierte junto contigo, que te apoya, que te comprende.

Conoces esa sonrisa plena, natural, auténtica, casi contagiosa.

Pero también sabes otra cosa: hay gente que finge una sonrisa.

Se comunica contigo dibujando en su cara algo con forma de sonrisa pero que no lo es. Y lo hace para engañarte, para engañarse, para salvar las apariencias, por formalidad, para encubrir una mentira, para ocultar su hostilidad, para simular, para disimular.

Conoces también esa sonrisa falsa, artificial, impostada, casi mecánica.

El problema es que a veces alguien te sonríe y no sabes bien qué clase de sonrisa es: ¿natural o falsa?

  • Recuerda sonrisas.
  • Políticos frente a las cámaras de la televisión.
  • Periodistas frente a esas mismas cámaras.
  • Fotografías en los periódicos.
  • Fotografías en redes sociales.
  • Personas en una reunión.
  • Personas en un acto público.
  • Cualquier escena de comunicación política.
  • Negociaciones. Equipos. Encuentros.
  • Porque en todas partes ves sonrisas.

Entonces: ¿Verdaderas o falsas?¿Cómo diferenciarlas?

Te doy 2 tips muy simples pero muy valiosos:

Considera la duración
Mira a los costados de los ojos
La sonrisa real aparece y desaparece con naturalidad.

En cambio la sonrisa falsa se queda congelada en la cara durante más tiempo. Demasiado tiempo para una interacción real.

Es algo inconsciente: el falso sonriente está tan preocupado en mostrarte la sonrisa que sin darse cuenta la deja congelada en su cara.

Algunas personas van mucho más allá. Se acostumbran tanto a falsificar sus emociones que la sonrisa les queda casi eternamente pretificada, como si estuviera pintada.

Como la sonrisa del payaso. O la del Guasón.

La sonrisa real involucra la boca pero fundamentalmente los ojos.

En cambio la sonrisa falsa es solo una mueca de la boca, nada más que la boca. Si solo miras la curvatura de la boca, los labios y los músculos en derredor, pues verás una sonrisa.Pero si miras los ojos, entonces verás otra cosa.

Porque lo que más identifica a una sonrisa natural y auténtica es ese pequeño conjunto de arruguitas, de pliegues que se forman a partir de los ojos hacia los laterales externos.

La sonrisa falsa es en realidad un fragmento de sonrisa, apenas un trozo congelado en el tiempo.

La sonrisa real es por el contrario una sonrisa plena, completa, donde hasta los ojos sonríen. Es un gesto que aparece y desaparece, flexible y no rígido.

Si observas con detenimiento estos detalles, pronto podrás diferenciar rápidamente una de otra.

Y estoy seguro que eso será muy importante.

Para tu vida, claro.

Y para tu comunicación política.

Acerca de Imagen Primero

Portal digital de noticias y fotografía social ||| Utilizamos la ultima tecnología y marcamos tendencias con un año de antelación a todos los grandes medios locales y regionales, que siguen nuestros pasos. Ciudad de Corrientes (Argentina).