Inicio / Suplementos / Sociedad, Ciencia y Tecnología / Ciencia y Salud / ¿Es malo beber agua mientras comes?

¿Es malo beber agua mientras comes?

El agua es la bebida que más beneficios aporta a nuestro cuerpo, además de ser la más saludable por no contener calorías ni azúcares añadidos, siempre que se trate de agua mineral.

Muchas dietas afirman que la ingesta de agua durante las comidas produce una sensación de saciedad consiguiendo, así, tomar menos cantidad de alimentos y, por tanto, favorecer la pérdida de peso. Por otro lado, existen muchas personas que requieren de la ingesta de un pequeño sorbo de agua para facilitar el acto de tragar la comida. Pero, ¿es realmente bueno beber durante las comidas? Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre si es malo beber agua mientras comes.
[pullquote position=”right”]Los médicos nutricionistas recomiendan ingerir una cantidad diaria de agua que oscile entre 1,5 y 2 litros para que nuestro organismo se mantenga en perfectas condiciones y esté correctamente hidratado.[/pullquote]

Instrucciones

  1. Los médicos nutricionistas recomiendan ingerir una cantidad diaria de agua que oscile entre 1,5 y 2 litros para que nuestro organismo se mantenga en perfectas condiciones y esté correctamente hidratado. Lo ideal sería consumir dicha cantidad a lo largo del día, es decir, racionarla. Sin embargo, la mayoría de la gente solo bebe agua justo antes de comer, durante o nada más acabar, hecho que les lleva a preguntarse qué es lo correcto.
  2. Pues bien, varios estudios realizados por organizaciones de nutrición demuestran que ingerir grandes cantidades de agua durante la comida puede favorecer la disolución de los jugos gástricos, cuya principal función es la de eliminar las bacterias de los alimentos. Este es uno de los mitos que envuelve la ingesta de agua durante las comidas y ha llevado a la creencia popular de que dicho acto es dañino para el organismo. No obstante, repetimos, hace falta una cantidad desmedida de agua para que esto suceda, por lo que en cantidades moderadas no provoca este efecto.
  3. Por otro lado, los expertos nutricionistas aseguran que el agua ayuda a descomponer la comida en pequeños trozos consiguiendo, así, que nuestro cuerpo la absorba correctamente, adquiera todos sus nutrientes, y facilitar la digestión. De esta forma, teniendo en cuenta ambas indicaciones podemos concluir que la respuesta no se encuentra en el hecho de beber, sino en la cantidad de agua que ingerimos mientras comemos.
  4. Llegados a este punto podemos decir que no es malo beber agua durante las comidas, lo que puede llegar a dañar nuestro organismo es hacerlo en cantidades excesivas y sin pausa. Lo más recomendable es beber dos vasos de agua, incluso tres, cuando comemos para facilitar tanto el acto de tragar la comida, como la disolución de sus nutrientes y el consiguiente proceso de digestión. La clave está en beber de forma pausada y en pequeñas cantidades, no todo de un solo golpe. De esta forma, no ocurriría nada si quisiéramos ingerir un poco más de agua.
  5. En cuanto a beber agua antes y después de las comidas la respuesta es la misma, siempre y cuando se haga de forma relajada y moderada no produce ningún daño para el organismo. Por otro lado, resulta importante aclarar que el agua es un líquido que no engorda ni adelgaza puesto que no contiene calorías. Por último, cabe destacar que beber la cantidad de agua diaria recomendada siguiendo las indicaciones anteriores, además, favorece la retención de líquidos.

Acerca de Imagen Primero

Portal digital de noticias y fotografía social ||| Utilizamos la ultima tecnología y marcamos tendencias con un año de antelación a todos los grandes medios locales y regionales, que siguen nuestros pasos. Ciudad de Corrientes (Argentina).