Inicio / Suplementos / Sociedad, Ciencia y Tecnología / Ciencia y Salud / Fumar cannabis o marihuana aumenta el riesgo de tener psicosis

Fumar cannabis o marihuana aumenta el riesgo de tener psicosis

No solo aumenta el consumo de cannabis entre la población, sino que se ha constatado que, en aquellas personas más vulnerables, aumenta los riesgos de padecer episodios psicóticos.

Los datos médicos, en este caso del Hospital Clínico de Valencia, son elocuentes. Se estima que entre el 30% y el 40% de los primeros cuadros psicóticos se producen entre pacientes que reconocen fumar o consumir cannabis. A mayor consumo, más riesgo de padecer síntomas psicóticos, si bien también hay otros factores a tener en cuenta, como la edad de inicio en el consumo, los antecedentes familiares y genéticos.

Consumir marihuana
Fumar esta hierba también nos hace más vulnerables a los cuadros psicóticos, especialmente entre los consumidores más vulnerables al cannabis, los cuales deben ser tratados como pacientes de patología dual.

La asociación entre trastornos mentales y consumo de sustancias ilegales como el cannabis se ha traducido, como constatan los expertos, en un incremento de los casos de patología dual, especialmente en relación con el consumo de la que está considerada como la droga de mayor consumo en el mundo.

[pullquote position=”right”]El cannabis o marihuana no solo está relacionado con la aparición de episodios psicóticos, sino que también agravar los síntomas de otras patologías mentales, como la esquizofrenia.[/pullquote]

El cannabis o marihuana no solo está relacionado con la aparición de episodios psicóticos, sino que también agravar los síntomas de otras patologías mentales, como la esquizofrenia. Entre los cuadros psicóticos más comunes se incluyen la psicosis aguda, los delirios y alucinaciones, ansiedad, pensamientos paranoides, pánico o la pérdida temporal de la identidad personal. Los más vulnerables son, lógicamente, los pacientes que de manera habitual consumen marihuana, en cuyo caso se pueden agravar los síntomas de trastornos psicóticos que implican dificultades cognitivas. Esta droga también está relacionada con los cuadros depresivos, estados de ansiedad e, incluso, pensamientos suicidas y trastornos de la personalidad.

Consumo entre adolescentes
El consumo de cannabis, al igual que otras sustancias, puede derivar en dependencia. Se estima que una de cada 10 personas consumidoras de cannabis es dependiente, cifra que se eleva (una de cada seis) si el paciente se inició en el consumo siendo adolescentes o bien cuando el consumo es diario. El consumo de cannabis a edades tan jóvenes puede implicar riesgos para el desarrollo (deterioro cognitivo, problemas de fracaso escolar, retraso en el aprendizaje…), por lo que los expertos han alertado tanto sobre estas consecuencias como sobre el hecho de que precisamente el cannabis sea de los más consumidos entre jóvenes y adolescentes de nuestro país.

El cannabis no es una de las drogas peor vistas, por así decirlo, siendo precisamente esta mayor permisividad la que haga que para los jóvenes sea más fácil acceder a ella. Un consumo que, como hemos visto, puede conllevar riesgos emocionales y conducturales, incrementando los riegos de padecer una patología dual, cuadros que además se manifiestan de manera más temprana. Y un último aspecto, aunque no menos importante. El consumo de cannabis favorece, en la edad adulta, el consumo de otras drogas más fuertes, como la cocaína o la heroína.

Acerca de Imagen Primero

Portal digital de noticias y fotografía social ||| Utilizamos la ultima tecnología y marcamos tendencias con un año de antelación a todos los grandes medios locales y regionales, que siguen nuestros pasos. Ciudad de Corrientes (Argentina).