Inicio / Suplementos / Sociedad, Ciencia y Tecnología / Ciencia y Salud / La importancia de la nutrición los primeros 1.000 días de vida

La importancia de la nutrición los primeros 1.000 días de vida

Los primeros mil días de vida constituyen una oportunidad única para lograr un crecimiento adecuado para mejorar la talla de los niños pero sin predisponerlos a un aumento de peso riesgoso para el futuro. Así coincidieron expertos latinoamericanos en el nuevo libro “Crecimiento saludable. Entre la desnutrición y la obesidad en el Cono Sur”, que fue lanzado durante este año en Argentina.

Editado por los reconocidos pediatras Esteban Carmuega, director del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI), y Ricardo Uauy, profesor del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile, el texto reúne las ponencias y estudios presentados por 30 prestigiosos especialistas en crecimiento y desarrollo infantil del Cono Sur, México y Guatemala.

En los capítulos se analiza cuáles son las estrategias más efectivas para combatir el retraso del crecimiento y fomentar el desarrollo físico, cognitivo y productivo de la población, enfatizando la importancia de la nutrición adecuada durante los primeros dos años de vida.
“Los primeros 1.000 días de vida, desde la concepción hasta los 2 años de edad, son un momento crítico para el crecimiento”, declaró Carmuega a la par que agregó que “si un niño no crece a la velocidad que marca su potencial genético es una señal de alarma de que están pasando cosas importantes que no solo comprometen su altura sino que pueden dejarle secuelas importantes para su salud actual y futura”.

“El retraso de crecimiento de causa nutricional tiene lugar poco después del nacimiento y se agrava a partir de entonces hasta los 2 años, básicamente como consecuencia del déficit calórico-proteico o de micronutrientes en la alimentación”, explicó Uauy. Pero ambos aclararon que, a diferencia de lo que se creía hasta el momento, para escaparle al fantasma de la desnutrición no se debe suministrar a los niños una mayor cantidad de alimentos, que puede resultar en una condena a la obesidad y a sus riesgos asociados, como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

De hecho, un crecimiento óptimo no significa crecer ni de más ni de menos, sino lo apropiado para cada persona. Por cada 100 gramos de aumento de peso adicional al recomendado en los primeros 4 meses de vida, se incrementa más de 30% el riesgo de sobrepeso a los 7 años.  “Un excesivo aumento de peso temprano se asocia con mayor riesgo de obesidad y riesgo metabólico”, enfatizó Carmuega.

Problemas detectados

En una sintonía similar, se difundió un informe desarrollada por la empresa de alimentación Nestlé, en el que se destaca la importancia de la alimentación en los primeros 1.000 días de vida. Los principales problemas señalados son  la desnutrición en el útero (bajo peso al nacer) y durante la infancia, factores que pueden alterar de forma permanente la estructura, la fisiología y el metabolismo corporal del niño. Esto podrían causar, a su vez, un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular debido a:
•    Hipertensión arterial
•    Resistencia a la insulina/diabetes tipo 2
•    Dislipidemia
•    Obesidad central
•    Estado protrombótico
•    Estado proinflamatorio
•    Nutrición de madre a hijo

Nutrición y desarrollo
Según los especialistas, la alimentación durante el primer año es crucial. El bebé puede llegar a triplicar su peso (de 3 a 9 kg), y su estatura puede alcanzar hasta los 80 cm. Cómo se puede colaborar con esto, siguiendo estos pasos:
•    Durante la lactancia: la madre debe aportar una ingesta adecuada de vitaminas.
•    Alimentación complementaria desde los 6 meses: introducir nuevos alimentos (verduras, carne, pescado y legumbres) de forma gradual y en papillas.
•    Alimentación sólida: a partir de la aparición de los primeros dientes. Esta etapa es crucial ya que en ella el niño va a adquirir hábitos alimenticios; el papel de los padres es fundamental.
En los primeros 1.000 días de vida la alimentación juega un papel primordial en el desarrollo del niño. Una nutrición adecuada es clave no solo para el crecimiento, sino también para alcanzar un desarrollo intelectual e inmune óptimos.

Acerca de Imagen Primero

Portal digital de noticias y fotografía social ||| Utilizamos la ultima tecnología y marcamos tendencias con un año de antelación a todos los grandes medios locales y regionales, que siguen nuestros pasos. Ciudad de Corrientes (Argentina).